Páginas

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Que bonito seria.

Si todos fueramos simplemente amables unos con otros con cada oportunidad que tuvieramos para demostrarle que aunque la vida pueda resultar dura en algunos momentos, somos compañeros de viaje y como tal debemos cuidar uno del otro asi como cuidamos a nuestra familia amigos o seres queridos.
No es un desconocido, es otro humano como tu que quiere lo mismo, una sonrisa un gracias o un perdón.
Son esas palabras o esos comentarios que omitimos por miedo a ser juzgados a que dira o opinara . Obiamente deberian ser sin ninguna intencion mas que para hacerle la vida ese instante mas agradable a el y a la vez ti mismo para sentirnos simplemente queridos y acompañados .
Seguro que muchos no lo sienten asi ni quieren sentirlo y adoptan una postura de dureza de amargura o de pasotismo otros tienen verdaderos problemas de pasado presente o futuro que les simpide sentir ese impulso de amabilidad .
Pero los que tenemos esa suerte de que nos apetezca ser amables con los demas, deberíamos practicar cada dia hasta conseguirlo sin miedos, sin vergüenzas.
Yo he tenido la gran suerte de concer personas de otres culturas de otros paises que si sienten esas ganas de hacer la vida agradable a los demas y no sabeis como cambia ese dia, esos momentos, todo es distinto y te vas a dormir contento .
No me parece tan complicado ni tan difícil  al contrario creo que resulta mas dificil ser antipático mal educado o borde.
Viva la amabilidad de la gente encantadora .

3 comentarios:

  1. Como dice Esther.... utopía. Lo que sí es posible es intentar ver las cosas positivas, los buenos samaritanos, e intentar, a título personal, ser amable con los demás sin importar lo que haga el resto. Seguro que actúa como un virus, y afectará a los que a tu bondad se hayan visto expuestos.
    Otra cosa esta clara, al menos para mi, las personas que han tenido la suerte en esta vida de acumular dinero y poder, podrán hacer más para intentar hacer realidad esa utopía que el resto de personas.
    Un abrazo (amable) ;)

    ResponderEliminar
  2. Una utopía nunca es realidad...por eso es una utopía. Yo no opino igual que tú Manu. No creo que la amabilidad (que no es otra cosa que demostración de bondad), vaya de la mano del poder o de el dinero. Según mi experiencia, el que es bondadoso simplemente ha nacido con esa maravillosa característica que demuestra en actos de bondad, de la misma manera que lo hace el malvado que demuestra actos maliciosos. Lo que no debemos hacer es pensar que el bueno es tonto y que el malo está mal de la cabeza. Las personas disfrutan haciendo el bien tanto como haciendo el mal, ya sea en beneficio propio, ajeno o por el puro placer de hacerlo

    ResponderEliminar