Páginas

lunes, 2 de mayo de 2016

Suele pasar mucho.

Las cosas buenas cuando aparecen por primera vez son lujos y luego cuando nos acostumbramos a ellas se convierten en hábitos .
Y si lo pensamos bien, lo podriamos aplicar a muchas cosas en nuestras vidas que aparecen y nos alegran la vida hasta cuando dejamos de valorarlas.

1 comentario:

  1. Exacto, es la adaptación hedonista del ser humano...Nos acostumbramos a lo bueno, y dejamos de valorarlo...Hay que dedicar unos minutos todos los días a valorar esas cosas que damos por supuestas...Y sobretodo las que en cualquier momento pueden desaparecer...Pero sin entrar en la tristeza o ansiedad de ¿qué pasará cuando eso ocurra?... Difícil tarea encontrar ese equilibrio...

    ResponderEliminar