Páginas

viernes, 16 de enero de 2015

Carta de Javi a Juanka.

Una nueva etapa en nuestra amistad
Ayer fui a decirte el último adiós, un día duro, difícil, se cerró una etapa, donde nos veíamos, donde compartíamos una comida, un café, un abrazo.
Poco antes de que fueras, recuerdo que entre a tú habitación a saludarte, te pregunté cómo estabas cogiéndote de la mano, me dijiste que bien con una sonrisa, a continuación, instintivamente, me cogí a la baranda de tú cama, me puse de pie y te di un beso y volviste a sonreírme, fue algo espontáneo, algo que surgió de dentro de mí, sin pensarlo, un hecho que hoy tiene un valor inmenso y precioso, y con ese recuerdo te llevaré siempre, porque ese hecho resume perfectamente nuestra amistad, amistad llenas de piques, de roces, pero que nunca rompió nuestra amistad.
Los últimos cinco días fueron duros, amargos, de rabia, de incredulidad, de dolor, de lágrimas envueltas en impotencia intentando negar esta nueva situación.
Días donde has de aceptar que se abre una nueva etapa en nuestra amistad, donde seguiremos en contacto y aparecerás en mi más absoluta intimidad, será a través de los recuerdo y del cariño, de todos aquellos momentos compartidos.
En cada unos de esos momentos estaremos solos tú y yo, nos dará igual donde yo esté o lo que yo haga, nadie sabrá cuando vienes o cuando te vas, será genial.
Ayer, al terminar la misa que se celebró en tú recuerdo, recordaré siempre que tú padre se acercó a mí, con lágrimas en sus ojos, me dio las gracias por haber ido a la misa, y nos fundimos en un abrazo que nunca olvidaré.
Porque lo verdaderamente hermoso e importante en esta vida son las muestras de amor y cariño que se hacen desde la inmensa profundidad de nuestro pequeño y humilde corazón. 

2 comentarios:

  1. me ha emocionado mucho , .....y que bonito ...la nueva etapa de una amistad ....Grande !!!

    ResponderEliminar
  2. :) nice deep reading...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar