Páginas

jueves, 20 de noviembre de 2014

Lo siento mucho.

Nunca me gusto despertar sentimientos de pena a mis hijas para conmigo, en ninguna de sus formas.
Entonces pienso en la cantidad de padres y madres que no tienen trabajo en nuestro país y que deben despertar esa pena a sus hijos.
Como callar a sus preguntar, como disimular, como reír llorando, como parecer fuertes, como levantarse cada mañana y   afrontar cada día sin un rumbo .
Como cuando llega la noche se reencuentran todos en casa los silencios dan respuestas.
Tan solo mi solidaridad desde una situación muy privilegiada. Tanta es que hasta me hace sentir culpable.

1 comentario:

  1. Que bonito Sergio! Totalmente cotidiano.

    Para quitarte pena.....decirte que cada uno tiene su vida. Siempre hay alguien mejor y siempre hay alguien peor.
    Yo no tengo trabajo y no se sabe todo lo que puede se puede hacer para encontrar un camino.
    Derecho tenemos a cagarnos en este mundo injusto pero también existe una sonrisa a todo mal.
    tiempo al tiempo. ...
    y todos estamos solos. Todos tenemos secretos como reír llorando.

    ResponderEliminar